Escucha el robusto nuevo disco de Bunbury: 'Expectativas'

Desde las doce de esta medianoche Bunbury está oficialmente de vuelta con Expectativas, el noveno disco de una trayectoria solista que acumula ya veinte años de inquieto tránsito.

Expectativas es la continuación de aquel Palosanto de 2013 en el que Enrique manifestaba su esperanza ante la posibilidad de un cambio y una revolución que se han quedado en prácticamente nada.

Con ese tono de chasco arranca el álbum con todo el poderío arrollador de La ceremonia de la confusión, a la que siguen La actitud correcta, Cuna de Caín, En bandeja de plata, Parecemos tontos, Lugares comunes frases hechas, Bartleby, Mi libertad, La constante y la esplendorosa Supongo.

Un viaje a través de once nuevos temas que empieza en el desengaño absoluto ante este mundo en el que nos ha tocado jugar, pero termina encontrando ciertas grietas de luminosidad y esperanza. "Nada lo sé de cierto, todo lo sé de supongo".

Expectativas, un álbum de rock robusto que suena absolutamente contemporáneo gracias a la pe…

Quique González (2011) Florida Park. Madrid

Lugar: Florida Park. Madrid
Fecha: 12 febrero 2011
Asistencia: 1.100 personas
Artistas Invitados: César Pop
Precio: 26,10 euros
Músicos: Quique González (voz y guitarras), Mario Raya (guitarras), Julían Maeso (piano y teclados), Tony Jurado (baterista) y Jacob Reguilón (bajo).



Setlist: Suave es la Noche, Avería y Redención, Deslumbrado, La Ciudad del Viento, Bajo la Lluvia, Cuando Estés en Vena, Daiquiri Blues, Me Agarraste, Kamikazes Enamorados, Hasta que todo te Encaje, Su Día Libre, Vidas Cruzadas, Salitre, Nadie Podrá con Nosotros, Te lo Dije, Pájaros Mojados, De Haberlo Sabido, Restos de Stock, Hotel Los Angeles, Miss Camiseta Mojada
Bis: Riesgo, Polvo en el Aire, Cuando Éramos Reyes, Los Conserjes de la Noche
Bis II: Pequeño Rock n Roll, La Luna Debajo del Brazo







Estoy enamorado. Ella es rubia, es morena, es pelirroja. Es alta, es bajita, es delgada, tiene sobrepeso. Trabaja de camarera, en una lavandería, en un hotel haciendo las camas que otros deshacen. Hace autostop, le gusta conducir su Chevrolet, le gusta el juego. Bebe en exceso, es abstemia. En realidad es un hombre. Son varios. No. En realidad estoy solo, abandonado, apaleado. Jugué a ganar aún sabiendo que iba a perder. Lo tuvimos tan cerca que nunca lo vimos. Lo perdimos tan fácil que valió la pena. Sólo me quedan toneladas de canciones tristes para regocijarme en mi mierda.

Sólo me quedan las canciones de Quique González, pues el dolor también merece su banda sonora y hace más dulce el sufrimiento. Feliz de haber vivido aunque haya perdido. Compensó. De haberlo sabido me habría entregado más aún desde un principio. Feliz de haberme expuesto aunque me haya estrellado yo solito esta vez. Y porque sigues aquí aunque tu no lo sepas. Al menos yo te siento, te veo, te hablo. No sé donde estás, pero te he encontrado, no te voy a dejar escapar. Y a mi todavía me queda rocanrol en el pecho.

Porque mientras ahí fuera el mundo se poligoniza y nos atacan las chonis por todos los puntos cardinales, sólo en el universo de estas canciones me siento seguro y a salvo de la crutez, la ruindad y la chabacanería. El mundo es, a grandes rasgos, un lugar incómodo y en estos tiempos inciertos es todo un lujo que exista gente sencilla y talentosa, gente que sigue su camino, gente normal, gente auténtica, gente modesta y humilde, gente maja, en definitiva, que no mide sus victorias en dólares y que precisamente por eso no existen para la gran mayoría.

Gente que no quiere jugar con las cartas marcadas. Gente como Quique González. Gente honesta que cuenta historias personales pero que son de todos. Historias que se escriben en los portales, en los callejones, en hoteles sin alma, en asientos traseros, en solitarias barras de bar plagadas de perdedores. O en las interminables y áridas carreteras secundarias americanas, pues es allí donde este chico debería haber nacido. Mejor aún le iría y seguramente sería ya una deidad de la música de raíz americana que impregna su cancionero de pé a pá. Pero ay, oriundos de Nashville, os jodéis, Quique es madrileño. Es de los nuestros.

Ya antes de salir al -¡oh!- casposo, feo y poco elevado escenario del Florida Park demostró por qué es uno de los músicos más reconocidos y queridos por los propios músicos, acompañando a su artista invitado, su amigo César Pop, en una de sus canciones. Para delirio del personal, por supuesto. "Nos vemos en un ratito". Y la espera es ya mucho más llevadera. Apenas quince minutos después ya estamos en materia con 'Suave es la Noche'.

Se apagan las luces y este lugar extremo y absolutamente kitsch se convierte, por qué no, en el más apropiado del mundo para pasar el sábado noche. Simplemente porque estamos juntos en esto. Porque todo suena bastante bien, potente y rockero. Porque lo que más nos une no son las redes sociales, sino el sufrimiento, el penar, los malos momentos. Y hoy todos cantamos para exorcizar demonios. Los que no tienen nada que sanar juegan a mostrar heridas inexistentes. Es que sólo así adquiere todo su sentido la canción triste del daiquiri.




Suenan cumbres como 'Kamikazes Enamorados', 'Vidas Cruzadas', 'Salitre', 'Nadie Podrá con Nosotros'. Es fascinante ver a un millar de personas gritando a la vez "y todo hueeeleeee bieeeen" debajo de una lámpara de lágrimas de cristal de por lo menos cinco metros, cuatro bolas de discoteca y dos palmeras de plástico. Bravo. Pero más fascinante aún es que en la siguiente canción todo el mundo pida silencio (no es la primera vez) con potentes sssschhh para deleitarse debidamente con esa joya estremecedora que es 'De Haberlo Sabido', con recuerdo a Antonio Vega incluído. Esta noche se canta pero también se escucha. Y nos retumba dentro. Me sangra la nariz, ¿tienes un clinex o algo?





Vamos de nuevo al jolgorio con 'Hotel Los Angeles' y 'Miss Camiseta Mojada', para después adentrarnos en unos generosos bises con las imprescindibles 'Cuando Éramos Reyes' y 'Los Conserjes de la Noche', la maravillosa 'Pequeño Rock n Roll' (nunca permitiré que me digas adiós), y finiquitamos con un coro masivo en 'La Luna Debajo del Brazo'. Bueno, en realidad esto no acaba porque hay decenas de agradecimientos, de abrazos sobre el escenario, de fotos, de saludos moviendo los labios en todas direcciones. Todo mientras peta el Rock n' Roll All Nite de los Kiss.




No hay ganas de acabar una gira tan exitosa como esta 'Daiquiri Blues'. Pero sí hay ganas de meterse en un garito de esos forrados de eskay, enmoquetados hasta el techo, camarero con chaleco, clientela curtida y bien vestida. La noche está casposilla y hay que profundizar. ¿Qué quieres, chico? No sé si un daiquiri o dos gintonics a la hora de la pena... ¿pero puede usted ayudarme a que ella encuentre la forma, de alguna manera, de quedarse conmigo y volver a reírse de veras? Son 9 euros. Barato me parece, ¿le puedo pagar con tarjeta para que quede constancia de que lo intenté?

Comentarios

  1. Día de feria no la ha tocado ¿no?
    Maravilloso en cualquier caso

    ResponderEliminar
  2. Tienes razón, pero ya me he descolocado y no sé si falta alguna entonces en el repertorio a partir del original...

    ResponderEliminar
  3. Muñeco Animado Japonésdomingo, febrero 13, 2011

    Muy bonita crónica Galko... Qué pena no haber estado. Joroba perderse una buena oportunidad de exorcisar (se dirá así?) los demonios...

    ResponderEliminar
  4. A pesar de algunos virus incómodos que amenazaron con estropearme la noche, finalmente fue una noche redonda, el concierto genial y el escai ni te digo.

    ResponderEliminar
  5. Estuvo increíble el concierto, era mi primera vez viéndole y me sorprendió gratamente, y el repertorio genial!Oye alguien sabe que canción de los Rolling era la que sonó una vez cerró quique su concierto?

    ResponderEliminar
  6. Muy buena crónica. Desearía haber estado allí...

    ResponderEliminar
  7. Cerraron con el ROCK N ROLL ALL NITE de los KISS!! Gran detalle ese.

    ResponderEliminar
  8. Un excelente trabajo como siempre galk, por cierto, soy thejesu y te he enlazado a mi nuevo blog, por si te apetece un intercambio de enlaces :)

    ResponderEliminar
  9. Muy buena tu crónica galko. Se nota que lo vives intensamente y te identificas con el artista. Cada vez que veo a Quique en un concierto me pregunto cómo lo hace para llegarte de esa forma a la fibra sensible de tanta gente. Mi conclusión es que le sale solo, dejándose llevar. Me parece un musico muy auténtico, con la dosis justa de sufrimiento y felicidad en sus venas.

    ResponderEliminar
  10. Guapísima crónica. Yo estuve el dia 10 y me identifico con todo lo q has dicho, incluidas las "bellísimas" palmeras; aunq sin César Pop.. pero con mogollón de humo de mentirijillas q hacía llorar los ojos. Menos mal q Quique hizo q las lágrimas de verdad limpiaran los conductos para verle y sentirle. Un abrazo.
    Aquí una muestra del dia 10. http://www.youtube.com/user/laChusLila#p/u/0/I_Mtc_oLVGk
    http://www.youtube.com/user/laChusLila#p/u/1/jDt45YenFbo

    ResponderEliminar
  11. Muy hermosa crónica, Galko.

    ResponderEliminar
  12. ¡Muy buena crónica! A riesgo de resultar "chafona", sólo un comentario negativo de esta noche tan especial:
    Las conversaciones en un tono más que elevado mientras César Pop intentaba hacerse oir en su actuación como telonero, me dejaron un sabor agridulce. Se supone que amamos y respetamos la música...Hasta el técnico de sonido tuvo que pedir silencio. Un ENHORABUENA bien grande desde aquí al Cesar Pop valiente, que se subió al escenario el sábado aregalarnos su música.

    ResponderEliminar
  13. Me encanta la crónica, ha conseguido que reviva un poquito lo que vivimos allí. Una vez más fue grandioso, sencillamente fue Quique. En realidad no hace canciones, hace magia en forma de música. Consigue que el tiempo no pase, que te sientas en familia y que no quieras que acabe nunca... Consideraremos un pequeño "descanso" hasta que llegue Desbandados a la capital.

    ResponderEliminar
  14. Crónica muy intensa, me ha llegado, me hubiera gustado estar,disfrutar de gente talentosa y estrellarme con dos gintonics con alguien que lo sabe todo de ti

    ResponderEliminar
  15. Genial crónica!! te dejo por aquí otra, en este caso del concierto del jueves (clic en mi nombre)

    ResponderEliminar
  16. Muñeco Animado Japonésmartes, febrero 15, 2011

    Gracias anónimo!

    ResponderEliminar
  17. Me ha encantado la crónica.
    Y me enamoró Quique. Como siempre.

    ResponderEliminar
  18. Qué gozada leerte y revivir esa noche especial con tus palabras, gracias.

    ResponderEliminar
  19. Maravilloso! senti estar en una butaca viendo lo mismo que escribes, te invito a mi blog a darte una vuelta. WWW.QUIQUEGONZALEZENARGENTINA.BLOGSPOT.COM

    SALUDOS!!!

    ResponderEliminar
  20. Good article. I will be dealing with many of these issues as well..



    Here is my blog Mens Nike Air Max 90

    ResponderEliminar

Publicar un comentario